Consejos para mejorar tu Instagram

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Compartir en linkedin

Hoy por hoy todos estamos más que presentes en las redes sociales.

Todos como personas hemos atravesado la tarea de subir alguna publicación, realizar una historia o ver qué redactamos en el denominado “copy”.

Sin embargo, realizar esta tarea de forma regular no es algo sencillo. Diseñar una estrategia y encontrar el por qué estamos comunicando lo que subimos en las redes sociales suele ser pasado por alto, en la gran mayoría de las veces. Es por esto que en esta ocasión te mostraremos el arduo camino por el que pasamos algunas agencias del país, y te plantearemos algunas incógnitas para ver si realmente se está realizando lo correcto.

Muchas veces hemos visto marcas y empresas comunicar y publicitar en instagram, y muchas otras hemos codiciado ese tilde azul al lado de los nombres de perfil, (por el cual nos hemos preguntado tantas veces como obtenerlo). Y es en ese punto medio donde se sitúa lo principal y primordial de todo proceso comunicativo: la estrategia.

Para poder definir una estrategia, es necesario primero preguntarnos qué es lo que queremos lograr con nuestras redes sociales.

En este caso particular, al ser un atleta o entrenador, tendremos cierto camino allanado en cuanto al planteo de estos objetivos. Esto se debe a que tendremos cierto hábito en cuanto a nuestra rutina diaria y a los espacios que frecuentamos. La estrategia parece algo imposible de visualizar, sin embargo es lo más lógico cuando conocemos bien lo que hacemos y a quién queremos llegar con nuestras publicaciones o historias.

Para complementar el concepto de estrategia, cabe destacar que existen dos tipos de caminos a seguir.

  1. Uno es el de conformación de marca, que es propio de las empresas, pymes, negocios o locales comerciales.
  2. El otro es el de figura pública o “influencer”. Este último camino es el recomendado para aquellas personas que quieren crecer en sus redes, sin perder de vista ciertos objetivos que se tengan por detrás. De esta forma, se generan comunidades arraigadas al estilo y contenido comunicacional que se quiere buscar, logrando que estos tengan a ciertas personas como referentes de contenidos puntuales.

Una vez definida la estrategia y el camino, deberemos pensar en nuestra comunidad (o como los marketineros llamamos: público objetivo). Este tipo de público, es aquel que va a consumir nuestro contenido día a día. Es aquel con el cual tendremos que generar cierto “feeling” con el fin que interactúen y sean nutridos de información valiosa. Cabe destacar que este público, deberá compartir el contenido que generemos e interactuar con él lo más que se pueda. Ya ahondaremos en esto.

Lo más valioso de tener identificados los objetivos, la estrategia y el tipo de público, es que a la hora de generar el contenido, va a surgir de forma natural. Siempre es interesante plantearse desafíos e ir ahondando y pensando en contenidos que sean diferentes a lo que solemos ver siempre. Buscarle esa “vuelta de rosca” a lo que comunicamos va a permitir sobresalir y diferenciarnos de la “competencia”, u otras personas que tengan un estilo de comunicación similar a nosotros.

Está línea de contenidos va a ser la “piedra angular” de todo nuestro proceso de crecimiento en las redes sociales.

Los elementos que necesitamos son básicos, aunque el mayor de esos elementos es la cabeza. Pensar qué vamos a subir y darle un contexto o marco a lo que hacemos, es lo que nos permitirá crecer. Teniendo a mano cualquier cámara de celular, y animarse a fotografiar el momento (y fotografiarse a sí mismo) es fundamental para tener material que subir. Así mismo, proponemos plantear una división de contenido según los espacios que tengamos para su comunicación.

Por un lado tenemos las historias.

Siempre en las historias es recomendable poder justamente contar una historia. Desde situaciones de crecimiento personal, de superar desafíos, objetivos, de verlos concretarse, hasta de situaciones que no tengan nada que ver con el estilo de la cuenta, pero que ayude a humanizarnos. Por ejemplo: si nuestra comunicación se basa en el entrenamiento, en la rutina, y en consejos para poder ejercitarse correctamente o cómo comer adecuadamente; poder comunicar que somos personas y que vamos al cine, o salimos a tomar algo, o que simplemente tenemos un mal dia, o un dia de flojera, hace que la comunidad no nos vea como un estereotipo de persona, sino que empatice y hasta se sienta identificada con uno mismo.

Esto último también es aplicable a lo que comunicamos en feed.

El feed se constituye de aquellas publicaciones que vamos haciendo y que no desaparecen como las historias. Es aquí donde vamos a tener que cuidar la estética de lo que subimos e ir alternando algunas vías de comunicación que sean totalmente relevantes con la estrategia que estamos siguiendo. Al ser un contenido que se va acumulando, tenemos que tener en cuenta que forma parte totalmente visible de aquello que realmente somos y en lo cual queremos ir convirtiéndonos. El famoso antes y después pero real, y a lo largo del tiempo.

Por último, y creo yo lo que más redondea una estrategia de comunicación bien implementada, es la relación con nuestra comunidad. Debemos ser receptivos y poder comunicarnos con nuestros seguidores que comentan o nos escriben por privado. Poder realizar llamadas a la acción en publicaciones, o abrir cajas de comentarios en las historias y sobre todas las cosas RESPONDERLAS, es lo que nos va a permitir crecer en las redes. Y no solo por una cuestión de afianzar la comunidad y generar seguidores fieles. Sino también porque así funciona el algoritmo. Mientras más interactuemos, mayor visibilidad tendremos, por lo que es fundamental conocer a nuestros seguidores, o al menos intentar conocerlos.

Claramente esto es apenas la punta del iceberg de todo lo que se puede llegar a hacer, generar alianzas, realizar publicidad en instagram, ofrecer productos de otras marcas y hasta realizar acciones en vivo, o integrar estrategias con otras redes como Twitter, Twitch, Facebook o YouTube de forma transmedia, también forman parte de este universo y de este tipo de estrategias comunicacionales. Los invito a aventurarse a esta aventura digital, conocer a los que nos rodean y conocerse a uno mismo. ¡Hay mucho por hacer!

Eric Freytes
Director General/ CEO
Freytes & Asociados
Tel. 3516313753
email: ericfreytesyasociados@gmail.com

Subscribete
Notificarme de

Seguinos

Entradas recientes

Danos un Like